Haití a la vuelta de la esquina

La República Dominicana va a ser HAITÍ PARTE II, a la larga, o más bien a  la corta  si todo sigue como va, por las siguientes razones:

  1. Los colonizadores, Santana, Buenaventura Baez, Bobadilla, Lilís,  Horacio Vasquez, Trujillo, Balaguer, los gobiernos del PRD, y magistralmente Leonel y sus secuaces (hoy todos juntos entre un saco),  se han encargado de mantener a este pueblo idiotizado, velando esmeradamente para que NO SE EDUQUEN  ni asuman responsabilidades, ni disciplina, ni conciencia, resultando una población de mayoría absoluta casi tarados mentales, de extremadamente fácil manipulación, que seguirán votando por alcaldes, senadores, diputados, regidores y presidentes manipuladores y populistas.
  2. Dentro de esa vorágine, NO existe gobierno ni servicio público institucional. Existen  “mesas” para pagar servicios a los que ayudaron con dinero y tiempo a manipular las masas que eligieron la cuadrilla de turno en el poder. Así, el criterio profesional práctico, histórico, empresarial… no se aplica, no se toma en cuenta, no existe en la mente de NI UN SOLO de los de la inmensa cuadrilla que ordeña la vaca nacional.
  3. Dentro de ese contexto, después de la degradación social, que ya casi toca fondo, la que sigue es la degradación ambiental. Suelos, aguas, bosques, flora y fauna esta en vía de tocar fondo. Para acelerar el proceso, un incipiente desarrollo forestal sostenible de apenas 35 años, se le acaba de dar una puñalada trapera, desde el mismo ministerio que lo apoyó desde la creación del Plan Sierra, hasta el día anterior con los Planes de Manejo Forestal y la silvicultura comercial de plantaciones, que HA PEGADO UN RETROCESO HASTA 1967.
  4. Violando todos los cánones legales, reglamentos y normas del mismo ministerio, los criterios e inversiones de la empresa privada, del derecho a la propiedad privada para los ciudadanos, violando todos los principios de las ciencias forestales, de las ciencias biológicas, de uso de la tierra, de experiencias locales  restauración  y manejo de ecosistemas, violando las políticas y estrategias de generación de empleos, de métodos de  participación de pequeños, medianos y grandes productores, de  convenios  de cooperación internacional público y privado, de toda índole, a partir de ya, pocos van a:

– Invertir  ni un centavo en plantar árboles

– Nadie va a cuidar la regeneración natural de bosques, al contrario, será destruida y sustituida por otra cosa

– Ya (tengo constancia), empezó el incremento a la tala ilegal, sin control, sin criterios, sin regulación,

– Ninguna empresa privada nacional o extranjera va a invertir los millones de dólares que requiere el fomento de bosques comerciales.

– En pocos años, volveremos a los años 70, con los menores índices de cobertura forestal, ausencia total de empresas forestales, la menor tasa de reforestación anual y la mayor degradación de los pocos remanentes de bosques naturales, incluidos dentro de las mal llamadas “áreas protegidas”, pues están llenas de agricultura, ganadería, tala y quema.

  1. Ese mismo esquema de falta de interés, de mal manejo y de incremento en  la  contaminación, de degradación y mal manejo de aguas  (acueductos, embalses, cañadas, ríos, lagos, humedales…), al manejo de residuos sólidos, a la contaminación sónica, visual, atmosférica, oceánica, y espacial, de mal manejo de suelos, contaminación del  subsuelo, de todo espacio vital…..

CONCLUSION UNICA: HAITI PARTE II ESTA A LA VUELATA DE LA ESQUINA