Corredor Biológico Los Haitises-Cordillera Central

El cambio climático es una realidad inequívoca que está interesando al planeta entero, repercutiendo en todos los componentes territoriales, tanto naturales como antrópicos. La República Dominicana presenta numerosos factores de preocupación relacionados con los posibles impactos negativos concernientes al cambio climático, debido a su condición de pequeña isla en una región geográfica sujeta a eventos meteorológicos extremos, como son los ciclones tropicales. Por otro lado, sus características territoriales exponen amplias áreas del país a fenómenos de sequía prolongada. A todo esto se suman la alta densidad poblacional y las  condiciones económicas y sociales en que vive la población, que hacen aún más urgente analizar la vulnerabilidad frente al cambio climático del territorio dominicano, mediante herramientas que permitan una cuantificación de su susceptibilidad en base a indicadores clave.

Por todo ello, el territorio dominicano es considerado “altamente” vulnerable al cambio climático.  Gran   parte   de   la   población   de   nuestro   país   vive   en   la   pobreza   y presenta altos niveles de vulnerabilidad por todos aquellos efectos  ecológicos causados por el cambio climático. A pesar de esto y teniendo en cuentas las graves repercusiones que estos procesos están impactando a la población, la República Dominicana aún no dispone de los recursos técnicos ni económicos necesarios para reducir las emisiones o adaptarse adecuadamente al cambio climático, más que proyectos puntuales que realiza la sociedad civil con apoyo internacional.

Existen diversos organismos internacionales que disponen de iniciativas con financiamientos o fondos para que las naciones puedan combatir los efectos del cambio climático que agravan el estado y conservación de la biodiversidad mundial. Una de estas iniciativas es el Fondo Verde del Clima (GCF por sus siglas en ingles) el cual nace con el mandato de promover el desarrollo en bajas emisiones y resiliente al clima en países en vías de desarrollo. Fue establecido 11 de Diciembre de 2010 en Cancún, México. Sus actores son 194 países firmantes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) y cuenta con US$10.2 billones como recursos (desde diciembre de 2014).

Buscando fortalecer las acciones en la lucha contra el cambio climático en el país, nace una iniciativa desde Enda Dominicana, PRONATURA y el Instituto Dominicano de Desarrollo Integral (IDDI); como consorcio de ONG’s para presentar propuesta ante el GCF mediante el proyecto “Corredor Biológico Los Haitises-Cordillera Central”.

Este proyecto se centrará en mejorar los medios de vida de las comunidades en las zonas de amortiguamiento de cuatro (4) parques nacionales dominicanos: Valle Nuevo, La Humeadora, Aniana Vargas y Los Haitises a través de la recuperación de la cubierta forestal, uso de energía renovables, la implementación de sistemas agroforestales, saneamiento del recurso hídrico, capacitaciones en temas de conciencia ambiental, asistencia técnica, entre otras iniciativas para lograr este propósito. Esta área de acción fortalecerá el tramo del Corredor Biológico en el Caribe comprendido entre un segmento del corredor biológico entre las áreas protegidas, zonas protectoras naturales y zonas productivas arriba mencionadas.

 

Búsqueda de Temas