Sobre las readecuaciones en el Parque Nacional Valle Nuevo

En primer lugar, Enda Dominicana apoya cabalmente las medidas recientes tomadas por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales en torno a la suspensión de actividades agrícolas y pecuarias dentro del área protegida del Parque Nacional Valle Nuevo. Y que conste que el apoyo es moral, técnico y profesional si fuera necesario. Pero para Enda Dominicana eso no puede quedarse solo en Valle Nuevo.

El Ministerio de Medio Ambiente con el apoyo de las demás instituciones estatales concernidas, la parte consciente de la sociedad y los profesionales capaces de este país, debemos seguir mañana mismo con acciones similares al interior del Parque Nacional Los Haitises, del Parque Nacional Sierra de Bahoruco, como prioridades del mismo nivel que Valle Nuevo y que actualmente sufren las mismas calamidades de agricultura de tala y quema, ganadería y corte ilegal de madera nativa.

Junto con esas áreas prioritarias, debemos incluir todo el resto de las áreas protegidas del territorio dominicano que están urgidas de atención similar, para detener la degradación a las que la han sometido los pequeños y grandes productores agrícolas, pecuarios y forestales, en complicidad y beneficio económico particular y efímero de un pequeño grupo de la población, con el apoyo oscuro y beneficio de las autoridades locales corruptas del mismo ministerio en cada uno de esos sitios. También deben ser sujeto de detención de la degradación y protección todas las áreas naturales de protección, sin ser parques nacionales ni reservas científicas, como son todos los cauces y márgenes de los ríos, humedales, pendientes extremas, microsistemas especiales que requieren protección inmediata.

Todo es posible comenzar a hacerlo hoy, sin excusas ni burocracias, comenzando ahora mismo. Se requiere una simple decisión como la tomada para Valle Nuevo y voluntad estatal expresa con transparencia, honestidad, profesionalidad y trabajo en ese sentido. Esta es una buena oportunidad para tantas voces y manifiestos de la sociedad que dicen velar y querer un país con sus recursos naturales protegidos, demuestren su apoyo, trabajen junto al Ministerio como voluntarios.  No más denuncias. Vamos todos a colaborar con el Ministerio en esta tarea seria y contundente de revertir este vergonzoso proceso de degradación de suelos, aguas, bosques, flora y fauna del país. Un cambio de cultura. Un cambio de actitud puede ser posible todavía, de lo contrario caminamos hacia el rumbo y estatus ambiental doloroso del país vecino en la isla.

 

Búsqueda de Temas